Condiciones de Garantía

 

 

Los compresores originales tienen 2 años de garantía (DL 67/2003 de 8 de abril, modificado por el DL84 / 2008 del 21 de mayo), a excepción de los compresores para vehículos de uso profesional que tienen 6 meses de garantía (artículo 921 del Código Civil de Portugal). Según el Decreto – Ley nº 383/89, de 6 de noviembre la RPL podrá reparar o sustituir la pieza defectuosa.

Los compresores RPL QUALITY tienen un año de garantía, a excepción de los compresores para vehículos de uso profesional que tienen 6 meses de garantía.

La garantía de un compresor defectuoso sólo puede reconocerse si se suministra la documentación que demuestra que se ha limpiado el sistema antes del montaje del mismo, ya que la mayoría de los defectos detectados en los compresores proceden de la no limpieza de los residuos existentes en el interior circuito de AA.

PROCEDIMIENTO ACONSEJADO PARA LA SUSTITUCIÓN DE COMPRESORES:

  1. Recuperar el gas refrigerante existente en el circuito, no permitiendo que el mismo salga a la atmósfera.
  2. Limpiar todo el circuito con un limpiador adecuado para el efecto y soplar con el nitrógeno o el gas de la máquina. Si hay residuos (limaduras), no reutilizar el gas recuperado del circuito.
  3. Sustituir siempre el filtro deshidratador (acumulador), así como la válvula de expansión, o tubo de expansión, si es el caso.
  4. Según nuestras instrucciones, se debe retirar siempre y tirar el aceite existente dentro del compresor (aceite de transporte) y poner aceite nuevo al nivel recomendado por el fabricante (información en la factura).
  5. Restablecer la cantidad de aceite necesaria por cada elemento del circuito de aire acondicionado que sea limpio o sustituido: 50cc para el condensador; 50cc para el evaporador; 10cc por cada metro de tubo; 40cc por el filtro deshidratante. Si no se restablece el aceite tras la limpieza del circuito o la sustitución de la pieza, el compresor se queda sin aceite y gripa.
  6. Antes de montar el compresor girar la poli del embrague por lo menos 10 veces, para que el aceite pueda llegar a todas las partes del interior del compresor y así lubricarlo.
  7. Verificar la alineación de la correa (muy importante).
  8. Vuelva a cargar el circuito con el gas refrigerante, con la cantidad correcta.

El incumplimiento de alguno de estos pasos llevará a la RPL a anular automáticamente la garantía, aun estando dentro de los plazos.